En el circuito Monte Blanco

Que no se me asuste ningún fan si últimamente no aparezco por el castillo, es que mis sombras me han traido hasta el nuevo circuito Monte Blanco para que sea testigo escepcional de una de las nuevas maravillas de la tecnología automovilistica : el Mercedes F700.


Los chicos de Mercedes lanzan este "pedazo de aparato" de última tecnología, que entre otras cosas lleva el sistema de suspensión PRE-SCAN, que analiza la carretera con dos sensores láser situados en el frontal del vehículo, para poder así adaptar los parámetros de la suspensión anticipándose a las distintas situaciones, con lo que se consigue el efecto que Mercedes denomina “alfombra voladora”.
Los chicos de Mercedes tienen un especial celo en torno al F700, las exclusivas pruebas de rodaje parecen estar vetadas a los ojos de la mayoría de los mortales...
El diseño (en plan"alienígena")del coche me hace recordar aquella antígua serie llamada "El vuelo del navegante" ¿Te acuerdas?.

Y después de aquella demostración y de tanto lujo, ya va siendo hora de que regrese al castillo, eso sí, a bordo de otro coche fantástico...Nos vemos!

1 comentario:

Ulysses dijo...

Que maravilla de auto, el castillo no merecía menos.
Saludos