La Leyenda de la Dama del Lago

Lake Ronkonkoma es un gran lago de agua dulce y un destino popular de verano en Estados Unidos. Según la leyenda, el lago se encuentra preso de una maldición, en el que los hombres deben tener cuidado, pues se dice que es el hogar de un espíritu vengativo que reclama la vida de un hombre al año.

Ronkonkoma era el nombre de una princesa india que se enamoró de un colono blanco que vivía cerca del lago. Tras el encuentro, la princesa y el colono de inmediato se enamoraron, pero su unión fue prohibida por su padre. Cada noche, Ella se escapaba para enviarle mensajes de amor a su hombre.  Ronkonkoma remaba con  la canoa hasta el medio del lago y allí dejaba  flotando  un mensaje para su amante que la estaba esperando en la orilla opuesta. Esto continuó durante años, hasta que un día la princesa se vio incapaz de hacer frente a este acuerdo y lo  rompió enviando una nota de despedida a su amante. Lo recibió en la orilla y unos minutos después, hundió su canoa para ahogarse delante de los ojos de él. Él chico también terminó suicidándose por la angustia de la muerte de su único y verdadero amor.

Desde ese día el espíritu de Ronkonkoma ha perseguido el lago, llegando a ser conocido por muchos como "la Dama del Lago". Enojada porque no se le permitió amar en vida, ahora ella arrastra a un hombre al fondo del lago cada año. La gente dice que al menos una persona se ha ahogado cada año en Lake Ronkonkoma en los últimos 200 años, la gran mayoría de ellos varones. Muchos otros han denunciado haber sido arrastrados por una fuerza invisible hacia el centro del lago, como si algo estuviera tratando de arrastrarles al fondo, son los que tuvieron la suerte de resistir "la atracción de la Dama del Lago", y han tenido la suerte de vivir para informar de la existencia de este extraño fenómeno.

Se cuenta que otro mito del lago es que no tiene fondo y que sus profundidades están llenas de cavernas y pasadizos subterráneos. Muchos de los cuerpos perdidos en Ronkonkoma nunca se hallaron flotando en la superficie ni fueron encontrados en las orillas del lago, sino que se perdieron  por entre los túneles subterráneos y fueron a parar al estrecho de Long Island, en las orillas del East River, e incluso fueron arrastrados más lejos. En algunos casos, los cuerpos han desaparecido durante largo tiempo desde que se alertó de su perdida o accidente en aquél lago.

"Lake Ronkonkoma es un sitio de angustia, de amor perdido, y por supuesto, de venganza. 
Tenga esto en cuenta mientras camina por sus orillas...la Dama del Lago está siempre al acecho en sus profundidades, en busca de un nuevo amante para hacerle compañía, reclamando aquél amor que en vida se le negó".