La huella del delito

En nuestro aprendizaje personal tenemos el honor de contar con un estupendo equipo de profesionales de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, héroes anónimos y otros no tan anónimos que con su especialidad,con coraje y valentía aportan su granito de arena para que, al menos, este País vaya limpiandose de esa lacra (basura o desperdicio humano) que opera fuera de la ley y desea hacer de este mundo un lugar más incómodo e injusto.

Nuestro Especialista, un ilustre Señor que por razones obvias no daré su nombre, nos abrió y enseñó una maleta como la del CSI, cargada de productos y gadgets para llevar a cabo una investigación "de película", esta vez nos interesamos por las huellas.
"Cualquier cosa que puedas tocar contiene información sobre tí" esa es una verdad tan grande como un templo.
Una muestra para captar una huella: Tocamos un simple papel y el polvo magnético (de zinc) se encarga de "dar el chivatazo"Incluso si tocamos otras superficies, por ejemplo, metálicas, el polvo fluorescente de origen vegetal detecta rápidamente nuestra huella.


Aquí trasladamos la muestra recojida sobre el metal a un adhesivo y ¡voila! información lista para ser portada a un laboratorio o procesada rápidamente por algún sistema informático Detectando billetes falsos : A simple vista parecen iguales por lo que en un descuido "nos la pueden colar" mucho cuidado con esto, los delincuentes y los listos cada vez emplean mejores métodos de reproducción de billetes.


3 comentarios:

Ulysses dijo...

Hola: esperando.......
Saludos

"KING" dijo...

Gracias Ulysses por tu interés, esta vez no se trata de algo que tenga mucho que ver con algo referente a la historia o algun caso famoso policial,simplemente es una de mis impresiones personales sobre este tema.Espero satisfacer tu curiosidad
Un saludo.

femmeicthys dijo...

pues ya somos dos esperando...