2001 Maníacos

"Las vacaciones de verano de un grupo de jóvenes tomarán un desvío al infierno cuando llegan por error al pueblo sureño de Pleasant Valley. Los habitantes de éste enigmático y viejo lugar, liderados por el Mayor Buckman se disponen a celebrar la gran fiesta anual de la comarca,los esperados visitantes van a formar parte en el menú de la celebración..."

Como si de una leyenda urbana se tratara, 2001 maniacos nos cuenta una vieja historia de fantasmas con dosis de gore, con escenas brutales que pueden producir escalofríos: la chica a la que atan de piernas y brazos a cuatro caballos que echan a correr o el chico que es empalado, son claros ejemplos de una película que supera con creces a su antecesora, 2000 maniacos de 1964) con muertes muy rebuscadas y originales.

El carismático Robert Englund que hace de malo malísimo le da un punto de humor con frases como: "Una vez tuve plena confianza en un pedo, y me cagué todo entero". o la clara referencia a lo que el viento se llevo,cuando pensando en sus invitados dice: "A Dios doy por testigo que nunca pasaremos hambre".

En general es una historia donde el pasado y el futuro bailan de la mano en una orgía sangrienta.
con los típicos argumentos para desarrollar puro terror: a un lado los espabilados, desafiantes pero inocentes chicos de instituto y al otro, los despiadados y locos asesinos, en este caso 2001.Un pueblo entero!.
Como para que escape alguno vivo!!....