Turnbull Canyon, Whittier: Las montañas del diablo.

Satanistas, secuestradores y espíritus errantes en las montañas de este cañón...


Popular entre excursionistas, ciclistas de montaña y corredores de carretera, Estás montañas esconden muchos secretos oscuros. Se encuentra cerca de la expansión suburbana de Whittier,  a lo largo de los senderos cercanos a la carretera se advierten también parejas paseando y se pueden encontrar serpientes de cascabel, las características más siniestras de esta zona son conocidas sólo por algunos lugareños y los conocedores de lo extraño.

La historia nos dice que al igual que muchos lugares profanos en América del Norte, el área ahora conocida como Turnbull Canyon se consideró lugar de asentamiento de los Nativo-Americanos que primero recorrieron el soleado sur de California. Al lugar lo llamaron "Hutukngna", que supuestamente significa "lugar oscuro". Aquellos indios  fueron sometidos por los españoles, quienes a menudo mataban a los que se negaron a convertirse al catolicismo. Turnbull Canyon puede ser el sitio de al menos algunas de estas depredaciones.


En 1845, el gobernador español de la Alta California traspasó la mayor parte de la tierra en lo que hoy es Whittier a dos colonos blancos, 49,000 acres incluidos el actual sitio de Turnbull Canyon. Uno de los propietarios no era muy querido por los Indios, Ellos construyeron un túnel, su hogar y un paso subterraneo que conducía a un pequeño cementerio de la familia. También estuvo implicado en un complot para usurpar al gobernador que originariamente le había dado la tierra, y todo esto le llevo a perder todo sus bienes y su dinero,   y a suicidarse pegándose un tiro en 1876.

Durante los años de la Depresión, los rumores comenzaron a surgir en Turnbull Canyon, la gente decía que era escenario de extraños rituales en los que se involucraban niños.  Algunos afirman que la zona todavía se utiliza para el culto satánico, o algo parecido. Una fuente anónima informó recientemente haber visto una pintada con las palabras "Die Jesús".

Un manicomio, al parecer estuvo situado en algún lugar, en 1930, en Turnbull Canyon. pero se quemó en la década de 1940. En algún momento alrededor de 1962, un grupo de adolescentes estaban de fiesta en las ruinas de éste manicomio y la leyenda cuenta que uno de los chicos más atrevidos fue asesinado por  un dispositivo de electroshock que se encontraba desde hace largo tiempo inactivo,.Los testigos también han afirmado haber visto los fantasmas de los niños (presumiblemente víctimas del secuestro de culto) y figuras colgadas balanceándose sobre las ramas de algún árbol, aunque todo esto no se ha podido demostrar con imágenes.

Pero verdaderas tragedias se produjeron en la carretera que discurre por éstas montañas, en octubre de 2002, cuando un joven de 17 años de edad, fue asesinado y posteriormente arrastrado por un coche hasta cinco millas. Un oficial que iba en motocicleta fue asesinado por un borracho, también un piloto de carreras en el extremo este de la Ruta de Turnbull Canyon en septiembre de 2005. Parece que hay un punto de la carretera en común en todas aquellas muertes tan debatido por la gente que es casi imposible de encontrar, pero nadie le aconsejaría parar, "ya que puedes sufrir un choque por detrás por un conductor borracho o un amante de la velocidad y convertirte en otro trágico fantasma que persigue a Turnbull Canyon."

El último reporte de un hombre sobre aquél lugar decía así : " Yo vivo cerca de Turnbull Canyon y sí he oído hablar de todo esto. Es un infierno, un lugar de miedo, no aconsejo mover tu culo hacia allí si estás solo y si no estás familiarizado con el lugar. Recuerdo haber visto a gente rara caminando por ahí haciendo sonar campanas. Por supuesto, sé que hay muchos adoradores del diablo en la zona. Además, se han encontrado a algunos  violadores, asesinos y secuestradores de niños también".

Para finalizar, les dejamos un pequeño vídeo de un rápido recorrido por la zona donde pasean excursionistas y corredores para que se hagan una idea.